Borsh la historia y receta

Hoy les contamos sobre la sopa Borsh que es muy popular en Rusia hace siglos.
Historia
El plato Borsh tiene raíces ukranianas pero se familiarizó en la cocina rusa hace siglos y recibió sus propias singularidades. Los debates sobre el origen de esta sopa siguen hasta ahora. En una versión la sopa era conocida desde el siglo 16 en Rusia de Kiev. El nombre de la sopa tiene raíces de dos palabras “bor” (бор) y “sh” (щ), primero significa “rojo” y segundo – “col”. La sopa les gustaba no solo a plebeyos sino también a nobles. Por ejemplo la emperatriz Ekaterina II la nombraba como su plato favorito y tenia un cocinero especial que cocinaba Borsh.
Otros países eslavos también tienen un plato llamado Borsh con su propia receta por ejemplo Polonia, Lituania, Romania y Moldovia. Se dicen que originalmente Borsh hicieron con kvas de remolacha pero ahora esta tradición hay solo en la receta de Polonia.
Hay muchísimas versiones de borsh. En diferentes recetas hay distintos ingredientes además lo pueden servir y caliente y frío. La receta fría es popular en verano. En esta variante de la sopa añaden la crema agria de leche, hierbas, huevos cocidos y la sirven cuando hace calor en verano.
El borsh es un plato largo de cocinar. La receta de la sopa clásica la cocinan en algunas etapas durante 3-5 horas. Para prepararla es necesario preparar las verduras en manera especial.
Muchos escritores rusos mencionan esta sopa en sus obras literarias. Con él alimentaron sus personajes Tolstoy, Gogol, Dostoevsky, Pushkin y otros.
Ademas a este plato están atadas muchos creencias antiguas. En Ukrania borsh lo usan como comida de exequias, se dice que con vapor el alma de fallecido se va. Ademas allí hacen las fiestas y festivos de borsh.

La receta de Borsh

Ingredientes para 4 personas:
– Remolacha pelada 300 gr
– Cebolla 100 gr
– Zanahoria pelada 100 gr
– Pasta de tomate 70 gr
– Patata pelada 100 gr
– Col 100 gr
– Azucar 10 gr
– Sal 10 gr
– Ajo 10 gr
– Pinenton 2 gr
– Caldo de vaca 700 gr
– Carne de vaca cocida 400 gr
– Crema agria de leche 120 gr
– La hoja de lavro 1 pieza
– Zumo de media limon
Cortar la remolacha en trozos finos, añadir pasta de tomates, sal, azucar y un poco de caldo y quedar cociendose en el fuego lento hasta que queda preparada.
Se corta la cebolla y zanahoria en trozos finos y freírlos en aceite de oliva hasta que estén preparados.
Cortar patata y col a unos trozos largos y finos. Primero poner la col al caldo y hervirla 5 min, después añadir la patata.
5 min antes de terminar hervir la patata añadir al caldo las verduras fritas. Cuando empieza hervirse añadir remolacha y zumo de limón. Cuando empieza hervirse otra vez hay que quitar la sopa del fuego. Añadir ajo, pimiento, hierbas y dejar a 15-20 min.
Cuando sirven la sopa hay que poner al plato la carne de vaca y la crema agria de leche.
Que aproveche!