Historia del Hermitage

Visitar el museo Hermitage en San Petersburgo

Que ver en el museo Hermitage en San Petersburgo, uno de los museos mas conocidos y visitados. Puedes conocer el museo Hermitage en San Petersburgo y cada unos de sus rincones durante una excursión guiada. Visitar el museo Hermitage en San Petersburgo con Tours Gratis Rusia es ideal para usted.

Conocer el museo Hermitage en San Petersburgo: Historia

Si planea visitar el museo Hermitage en San Petersburgo; debe saber que es el museo más grande y conocido de Rusia y uno de los museos de arte; cultura e historia más grandes del mundo. El museo empieza su historia en el año 1764; en aquellos tiempos no estando aun el museo sino la  colección privada de Catalina II. El museo en si lo abrieron para las visitas de publica en en año 1852 en un edificio especialmente construido para este propósito en el Nuevo Hermitage. Hoy la parte principal de la exposición ocupa cinco edificios ubicados a lo largo del terraplén de Neva.

Comienzo de la historia del Hermitage

La historia de la colección del Hermitage Estatal tiene sus raizes oficialmente con el reinado de Catalina II. Pero su gran predecesor, Peter el Grande, también contribuyó en el proseso de la creasion del museo. Durante su reinado, una gran cantidad de objetos expuestos aparecieron en la colección imperial privada, que ahora se puede encontrar en el museo del Hermitage. Por ejemplo, el famoso “oro escita”: joyas preciosas en forma de animales, almacenadas en la despensa dorada. El príncipe Gagarin compró las joyas para la colección siberiana de Peter.

 Hasta el reinado de Catalina, la reposición de la asamblea imperial era casi inexistente, o sucediaba por casualidad. Un ejemplo vívido es la colección de “Oro de Mughal”. A mediados del siglo XVIII, el Sha de Irán conquistó el imperio de Mughal; que se encontraba en el territorio de la India. Con la embajada, envió joyas de oro y otros joyas  sembradas de diamantes, rubíes y zafiros a la reina Ana Ioannovna. Los regalos fueron entregados a San Petersburgo por elefantes. Sin embargo, los obsequios ya fueron recibidos por la emperatriz Elizaveta Petrovna; quien ascendió al trono como resultado del golpe de Estado. Los regalos fueron aceptados y olvidados; fueron transferidos al Hermitage después de la revolución. A finales del siglo XX, resultó que casi no había tesoros Mogul en Irán, y la mayor colección de joyas de su época se encuentra en Rusia.

Hermitage en la epoca de los Zares

El periodo más importante de la historia del museo está indisolublemente unido con el nombre de Catalina II, que se llama con razón, su fundador. Según la orden de la reina al Palacio de Invierno, fue construida una extensión, que se llamó el Hermitage. Aquí dieron almuerzos para un círculo de amigos. Los invitados podian hablar sobre política y arte. En esta parte del palacio opera un conjunto de reglas especiales, tales como: “Deje todas las filas fuera de la puerta”, “argumentar sin vehemencia,” etc. También en el mismo lugar estuvo guardada la colección privada de pinturas de Catalina II, que comenzó con la adquisición de un conjunto de pinturas de comerciante Gotzkowsky, que incluyó obras de artistas holandeses.

Durante el reinado de Catalina II la colección se reponía con pinturas de Tiziano, Rubens, Rafael y otros grandes maestros de artes, además fue comprada la única escultura de Miguel Ángelo en Rusia “joven en cuclillas.” Los ayudantes de la imperatriz compraban en toda Europa las pinturas para su colección. Además de las muchas pinturas, Hermitage ha obtenido a su colección más de 10.000 monedas y medallas, más de 10 000 dibujos, innumerables grabaciones, piedras y libros.

Paul I, que era ajeno a los puntos de vista de su madre y que tenía una fuerte aversión hacia ella, sin embargo continuó coleccionando arte, principalmente arte italiano. Sin embargo, ordenó poner la letra “P” a todas las imágenes de la colección suya. Gracias a eso, los científicos pudieron determinar exactamente qué lienzos ingresaron al Hermitage antes del comienzo del siglo XIX.

La colección del Hermitage

La colección dividieron en varias parte con el reinado de Alejandro I, con cada uno de ellos apareció un guardián. En la época de Alejandro I, la colección del Hermitage se complementó con pintura española e inglesa. Pero las adquisiciones más valiosas están conectadas con el episodio central de su reinado: la guerra de 1812. Al igual que muchos miembros de la nobleza francesa, la condesa de Beauharnais, la primera esposa de Napoleon Bonaparte, estaba preocupada por la preservación de los privilegios después de la victoria del ejército ruso. Ella decidió hacerle un regalo a Alexander I, cual él se negaba de aceptarlo durante mucho tiempo, pero Josephine insistió. Por lo tanto, el famoso “Gonzaga Cameo” llegó a la colección Hermitage.

Nicolás I, interesado en asuntos militares, dejó despues de su reinado 600 pinturas que representan escenas de batalla. Tambien él estableció la famosa Galería de Guerra de la guerra del 1812, en el año 1826. El emperador mismo era aficionado a la pintura y, a menudo, se permitía inscribir las imágenes de los soldados en las pinturas de los maestros de la pintura de combate. Con él, algunas de las exhibiciones de la colección fueron regaladas o destruidas. Sin embargo, gracias a Nicolás I, apareció el Nuevo Hermitage, y fue reconstruido el conjunto de edificios existentes.

Y en el año 1852, el museo fue abierto por primera vez a los visitantes bajo el nombre de “Hermitage Imperial”. El siguiente medio siglo su colección se reponia con diversos grados de intensidad. Una de las famosas adquisiciones de la época fue la “Virgen de Benois” de Leonardo da Vinci, comprada en el año 1914.

Hermitage en el siglo XX

La historia del museo en el siglo XX se parece a una historia de detectives dramáticos y de acción, entre cuyos héroes están el personal del museo, las autoridades soviéticas y el ejército ruso. En el período revolucionario, la colección Hermitage no fue sorprendentemente dañada. Graves filtraciones comenzaron en los primeros años del poder soviético.

En los principios de los años 20 del siglo XX, la colección fue repuesta gracias a las colecciones privadas nacionalizadas. Pero en general la meta del gobierbo Sovietieco fue vender los exhibiciones al oeste, y obviamente los empleados del museo querian guardarlas como se podia ser posible.

Gracias al personal del Hermitage, durante los períodos de mayor “venta” de la colecciónes del Hermitage, perdió el número mínimo de las exhibiciones más valiosas. Pero el pago de esto fue muy duro. En diferentes años, más de cincuenta empleados del museo fueron reprimidos.

Hermitage y la Gran Guerra Patria

Durante la Gran Guerra Patria, la colección fue evacuada a la region de Ural, pero los edificios del museo sufrieron considerablemente. El daño que se les infligió se indica mediante la lista de materiales de construcción necesarios para la restauración. Incluía 100 toneladas de cemento, más de 60 toneladas de yeso, 30 kilómetros de telas, etc.

Después de la guerra, Hermitage empezó a trabajar en el ritmo más rapido. El museo estuvo preparando de recibir obras de arte capturadas, que se exportaban en grandes cantidades desde Alemania. Hitler iba a abrir el museo, recolectando todo lo mejor que logró capturar en Europa. En el momento de la captura de Berlín por las tropas soviéticas, el museo se estaba preparando para la inauguración. Por accidente, se detuvieron su futuro director  y informó sobre el paradero de los almacenes. Las obras de arte se exportaban desde Alemania en camiones y trenes a Rusia.

Que ver en el museo Hermitage en San Petersburgo: el complejo de los edificios

Palacio de invierno

 

 

La residencia de los emperadores rusos, construida según el proyecto del arquitecto Bartolomeo Rastrelli. Las obras de la construcción del palacio comenzaron en la época del reinado de Elizabeth Petrovna y se completaron en el reinado de Pedro III en el año 1762.

Hermitage pequeño

El palacio construido durante el reinado de Catalina II

Hermitage grande (o viejo)

El palacio construido por el arquetector Felten en el año 1787 para almacenar la colección reabastecida de Catalina II.

El teatro del Hermitage

 

Fundaron el Teatro del Hermitage por el decreto de Catalina II por el arquitecto Giacomo Kvarnega para mostrar ecpectaculos y celebrar mascaradas.

El Hermitage Nuevo

El edificio construieron bajo el orden de Nicolás I por el arquitecto Leo von Klenze especialmente para mostrar las exhibiciones de la colección imperial.

Que ver en el museo Hermitage en San Petersburgo y muchos lugares más solo con Tours Gratis Rusia.  Conocer el museo Hermitage en San Petersburgo es genial!!!

Acerca del Autor

client-photo-1
admin

% comentarios

Deja un comentario