Leyendas de Hermitage

Visitar el Hermitage en San Petersburgo

Que ver en el Hermitage en San Petersburgo, uno de los sitios mas recurridos por los turistas. Si va a visitar el Hermitage en San Petersburgo no olvide contratar un servicio de excursión para conocer este y muchos lugares más. Conocer el Hermitage en San Petersburgo con Tours Gratis Rusia le garantizamos la mejor de las aventuras.

San Petersburgo y sus múltiples edificios siempre estuvieron rodeados por leyendas y historias místicas, y el museo principal de la ciudad, sin duda, no es la excepción. Les contamos 6 leyendas principales e historias interesantes para conocer más el famoso Hermitage.

Que ver en el Hermitage en San Petersburgo:

La diosa Sedienta de sangre Sehmet

Uno de los objetos expuestos más siniestras del Hermitage es la estatua de la diosa egipcia Sekhmet. Dicen que una vez al año, en luna llena en las rodillas de la figura, aparece un charco sangriento. Solo la guardia del museo se da cuenta de lo que pasa, por la mañana, el líquido normalmente se seca. Según otra versión, el charco no aparece todos los años, sino solo en vísperas de grandes problemas y trastornos. En general, Sekhmet, la diosa de la sangre y la severidad, patrocinaba la guerra y el sol abrasador. Según el mito, ella quería destruir a la raza humana, pero otros dioses decidieron intervenir a la situación. Vertieron el vino tinto, que Sekhmet tomó por sangre y comenzó a beber con avidez, después de lo cual ella se intoxicó y se durmió.

Momia Revivida

En la sala egipcia del Hermitage hay una momia del sacerdote del Pas-de-Ist, un objeto expuesto único, que tiene más de tres mil años. A las personas impresionables, puede causar disgusto y, a veces, visiones bastante extrañas. En el año 2004, un administrador dijo que la momia cobra vida. Según ella, el músculo de la momia de repente comenzó a contraerse en el hombro izquierdo del sacerdote, y luego apareció un crecimiento del tamaño de una nuez. Unos días más después el crecimiento desapareció, y la momia ya no se ha vuelto a moverse. Esta historia solo acalora el interés del público en el misterioso objeto.

El misterio del reloj de Pavo Real

El reloj “Pavo Real” es una obra maestra más famosa del Hermitage, miles de turistas de todo el mundo vienen a verlo. En el año 1777, el príncipe Grigory Potemkin compró el reloj para hacer un regalo para la reina Catalina II. Pero la sorpresa no fue un éxito: el reloj sufrió daños graves durante la transportacion y llegó al palacio en condición inoperante. El príncipe ordenó reconstruir el reloj al ingenioso maestro ruso Ivan Kulibin. Ivan desmontó el reloj, entendió su dispositivo, lo reparó y lo volvió a armar, agregando algunos detalles. El animado “Pavo Real” hizo un furor en la corte. Cuando daban cuerda al reloj, el pájaro extendia su cola, dio la espalda al público, se quedaba quieto por un momento y volvía a su posición original. Según una versión, con este gesto Kulibin quería expresar su actitud hacia la casa gobernante.

Pasadizos subterráneos bajo el Hermitage

Según las leyendas, debajo del Hermitage hay muchos pasajes subterráneos que conectan el palacio con otros lugares. Se cree que uno de ellos va a la mansión de Matilda Kshesinskaya, la bailarina del Teatro Mariinsky, conocida por sus relaciones románticas con hombres de la familia real. Otro pasaje secreto comienza detrás del trono en la Sala del Trono Pequeño y conecta el Hermitage con el Estado Mayor. Según la leyenda, antes de la muerte, cada emperador vio la sombra de su predecesor, emergiendo de detrás del trono.

“Niki esta mirando al húsar”

Esta historia es bastante real, pero aún increíble. A pesar de la revolución, la Guerra Civil y el terrible bloqueo de San Petersburgo durante la Segunda Guerra Mundial, varias ventanas con anteojos pre revolucionarios sobrevivieron en el Palacio de Invierno. En uno de ellos, al lado del salón Malachite, hay una inscripción: “Niki esta mirando al húsar”. Fue hecho por la emperatriz Alexandra Feodorovna, implicando al emperador Nicolás II. Considere que es poco probable que pudieran ver el “graffiti”: esta escrito bastante alto en la ventana y está cubierta por una cortina.

 

El fantasma del Emperador

A los ciudadanos de Petersburgo les gusta contar historias sobre fantasmas que viven en casi todos los palacios de la ciudad. El Hermitage generalmente se encuentran con miembros de la familia real, lo más menudo se puede ver el emperador Nicolás I. La figura brumosa aparece solo por la noche y claramente no desea la comunicación con “la gente de clase baja”. Sin embargo, no es necesario que el Imperador hable: el espíritu de Nicolás el Primero es reconocido por su porte militar y uniforme con charreteras. También hay historias sobre personajes de diferentes cuadros que parecen estar en nuestra realidad y que están buscando un camino de regreso.

 

Conocer el Hermitage en San Petersburgo es ideal, este y muchos lugares de interés con Tours Gratis Rusia valdrá la pena. Que ver en el Hermitage en San Petersburgo, ven y atrévete a sumergirte en la aventura de conocer lo mejor de San Petersburgo, te esperamos.

Acerca del Autor

client-photo-1
Tania

% comentarios

Deja un comentario