Los platos principales de la cocina de Buriatia y Baikal

Pozi o Buuzi

Pozi se parecen a los hinkali del Caucaso, manti túrco o baozi chinos. Los buuzi se parecen a los pelmeni pero son mucho más grandes. Están hechos de masa de trigo y tienen exactamente 33 pinzas, se cocinan al vapor, dentro tienen carne y cebolla picada. Se dice que el pozi se parecen a las casas de yurta (tienda de campaña de los nómadas del Asia Central y de Siberia) por su forma redonda y agujero arriba. Los sirven en un plato grande que ponen en el centro de la mesa desde donde todos pueden cogerlos. Los comen solo con manos – primero dan un mordico al fondo, beben todo el caldo de dentro y después se comen el resto. Este plato nacional tiene su propia fiesta Buuzin Bayar, que se celebran en febrero en la capital de Buriatia Ulan-Ude. En la plaza central de la ciudad se pueden probar docenas de tipos de los pozi, ver algunos concursos y torneos.

Buhler

Otro plato conocido en la republica Buriatia cerca del lago Baikal es la sopa Buhler. Originalmente se cocinaban solo con carne de vaca o cordero pero ahora añaden patata. En los restaurantes tradicionales la sirven con una tabla donde es cómodo cortar la carne. En el menú normalmente hay otra sopa conocida que podemos recomendar – la sopa tradicional con carne y pasta Shulep.

Salamat

Ninguna fiesta de Buriatia no pasa sin Salamat. Este es un plato con crema agria de leche y harina. Este plato tradicionalmente es de ritual – con él encuentran los huéspedes, lo traen a los datsanes (los templos buddistos) como don – aquí creen que la comida de color blanco es sagrada. Para preparar salamat hay que calentar la crema agria en el fuego lento y mezclarla con la harina de trigo. Resulta un plato parecido a papilla que puede comer caliente o fría.

Té salado

Finaliza la comida en Buriatia una ceremonia de té extraordinaria. El té verde aquí primero lo hierven para liberándolo de amargor, después añaden la leche y hierven otra vez, al final añaden la sal. El pueblo de Buriatia crece que este té da mucha energía y fuerza, por eso lo ofrecen a todos huéspedes.

Todos estos platos se pueden probar en los restaurantes y cafes cerca de Baikal.

Traductor: Maria Chaykina